viernes, marzo 31 

Trabajo y vacaciones

Ya ha pasado la primera semana de reincorporación al mundo laboral. En líneas generales podemos decir que ha sido buena. Bastante caos el primer día: no había ordenadores usables, no había internet, ubuntú ni tan siquiera funcionaba en los portátiles que al final aparecieron, fc4 daba problemas con el acpi, y eso hacía que no funcionara la red. En fin, esas cosas. Pero una vez superados esos momentos de diversión proporcionados por el caos, todo ha ido bien. Los alumnos bien, las clases bien, el ritmo de avance bueno. Vamos, de momento, todo ha ido: excesivamente bien. Así que no lo tomaremos como tónica, porque en el reino del caos, la paz no puede durar para siempre.

En cuanto a las vacaciones dos cosas. La primera es que son todo una incognita. No sé ni si MasterMurcia está abierto en Semana Santa, sino lo está. Ni tan siquiera sé si me voy a ir el próximo viernes a San Sebastián, aunque todo parece indicar que no, lo que hará que mi tradición como deportista de la élite universitaria española se trunque tras 4 años de presencia ininterrumpida: barcelona, murcia, granada y coruña. El otro aspecto es que me he dado cuenta que no sé en el día que vivo. Al hilo del post de mi prim0 me he dado cuenta de un hecho importante: el bando de la huerta no es el día 11, sino justo el siguiente martes, día 18. Así que cuando mi prim0 venga, no habrá bando, aunque sigamos manteniendo el goched unplugged tour. Cosas que pasan, y desde aquí prim0, te pido disculpas por no saber contar los días.

Hasta otro rato.

viernes, marzo 24 

Ten cuidado con lo que deseas ...

... porque el Tao, ese simpático camino que nos hace dar vueltas, y que siempre vuelve cuando nosotros vamos, puede que le apetezca cumplirlo.

La historia comienza conmigo, el miércoles, siendo un hombre desocupado. Me podía rascar las partes bajas de mi anatomía mientras subrayaba los apasionantes apuntes de Norberto y pensaba, que bonito sería volver de nuevo a trabajar, qué bien le vendría a mi economía. Pero como dice el título "ten cuidado con lo que deseas ...". Ingenuo de mí, sentía necesidad de trabajar, ahora ya no la siento. Lo primero fue una llamada de Raul diciéndome que íbamos a dar el LPI I a partir del Lunes. Ante la cual yo no pude sino alegrarme, contento y feliz cual lombríz, por sentir la inminente calderilla a mis bolsillos caer. Acto seguido, me llamó Joaquín. Esto era bueno. Joaquín me llamó para confirmarme que los cursos de la Universidad se iban a hacer "por sus pelotas", o quizá me llamó antes, pero como a Joaquín le jode ser el segundo, diremos que lo hizo después. Así terminó el miércoles. De ser un parado, pasaba a ser un insigne profesor.

La historia continua cuando ayer estaba deleitandome, gozando incluso, con un vaso de sangría en la mano, viendo alegres jamonas universitarias, dignas de ser expuestas en el museo de las artes y las ciencias de París, como obra cumbre de la perfección humana, como la más sublime creación, en medio de la fiesta de Letras en el patio de la Merced. El motivo de felicidad era, además del ratio jamona/m2, que por fin iba a empezar a trabajar, tenía 2 o 3 alumnos, y en MasterMurcia habían decidido comenzar el curso, porque eso de vender Linux es dificil y bueno, para ser el primero con que se pudieran cubrir gastos valía, y que el tema de la Universidad andaba.

Y en eso estaba, pasada ya la hora de la comida, cuando me llama Joaquín, para hablar "un tema medio serio". Cuando Joaquín te dice eso, es que hay dinero de por medio. Y efectivamente, lo hay. "Que si podemos hacer un programita sencillito para cubrir una necesidad específica de un cliente". Y claro, tú, que te sientes pletórico, con 3 sangrías en el cuerpo y una botella de carrascalejo, con el solaco pegándote en toda la cara, le dices que no sólo vamos a cubrir la necesidad de su cliente, sino que el cliente va a tener orgásmos cada vez que use el programita en cuestión. Realmente como ya has trabajado en el infierno, le dices que no se lo crea, que venda el mínimo humo posible, y que no se fíe de nada, pero admitiremos lo otro como licencia poética. Y así me acuesto, no sólo como insigne profesor, sino también como futuro desarrollador.

Cuando hoy me he despertado y he encendido el teléfono tenía llamadas perdidas. La primera de Raul, a las 9.35. ¿Qué querría Raul a las 9.35?. ¿Se había suspendido el curso?. Bueno, no pasaba nada, lo de la universidad iba y el tema del desarrollo parecía que también. ¡Engañao de mi!. Lo llamo, esperando que me dijera eso de "es que nos hemos dado cuenta que no sale rentable, y tal, y cual. Pero contamos contigo". No me ha dicho eso. Me ha dicho: "tengo una buena noticia que darte". A lo que yo he pensado: a Raul no me lo he follado, así que no me puede decir que voy a ser padre, porque digo yo que eso de ser padre, es una buena noticia ( o no ). ¿Entonces qué noticia será?. "Que tienes 55 alumnos apuntados a tu curso, y que ya no es un curso, que son 5". ( *risas*de*fondo*en*mi*cabeza* ). "Andaaaaaa! que bién!". Bueno pues el lunes concretamos.

Así que aquí estoy, contándole al mundo que tengo 7 cursos para dar, más dos proyectos de desarrollo al margen, más los exámenes de Junio. Con lo cual, y dado que el martes yo era un desocupado que quería trabajo no podré decir que no se haya cumplido mi deseo.

miércoles, marzo 22 

CyberPablo 0.1

CyberPablo es como Pablo, pero en virtual. Es cojonero y tocapelotas, te recuerda aquello que no te gusta y le encanta meter el dedo donde duele. Es como tener a Pablo pegándote con el boken en las costillas, pero sin tener que verle la cara. ¿Por qué lo he hecho?. Porque me viene bien que exista. No voy a explicar ninguna milonga sobre la voluntad, ni sobre el crecimiento personal. A mi me ayuda a cumplir mis objetivos. Así que lo cedo al mundo por si os apetece usarlo. Está hecho en 10 minutos, así que es como ha salido: rudo pero funcional, quizá como el Pablo auténtico :)

Su funcionamiento es sencillo: es una agenda cojonera para controlar vuestra voluntad bajo Windows. Lo único que tenéis que hacer para usarlo es bajarlo, añadir un enlace en "Inicio. Programas. Inicio", y ya estará listo para serviros.

Cada vez que arranquéis la sesión os obsequiará con un maravilloso recordatorio como este de aquí abajo "Saludos perro/a. Cyberpablo se encuentra activo en tu sistema. Desde ahora vigilaré lo que haces. Manten tu voluntad. Cumple tus objetivos o estaré aquí para recordártelo":



Funciona como un icono en la barra de tareas. Cada 60 minutos nos da un bonito recordatorio de lo que tenemos que hacer en un tono "cordial" y "afable". Y podemos ir gestionando nuestras tareas por días y controlando lo que hacemos y lo que no hacemos, con una forma de usar sencilla y totalmente intuitiva.



Aquí tenemos la imagen de la criatura en sí misma. Tierna y casual. A mi me gusta más que el Outlook, es mucho más molesto que él.

domingo, marzo 19 

Noche Gótica

Cenar en el garrampón, 13E. Una gótica de Balsicas, 20E. Pillarte un pedo como un diablo, y que los camareros se vengan a tu esquina y pasen de todos sus clientes, por estar descojonándose contigo, no tiene precio.

La verdad es que aunque nos nos demos cuenta, y como tantas veces y tantas veces he dicho. Vivimos como reyes. Ahora, en nuestra actividad por ser mejores personas y ayudar al mundo, hemos apadrinado a Tae, una criatura entrañable, y desequilibrada, que lo mismo te sonríe, lo mismo te araña la cara y a Cosme, una criatura entrañable, y desequilibrada, que sonríe siempre mientras la otra le araña la cara.

Con semejante dueto, unido al Dios del Bambú, es decir a Pablo, y al Dios del Lodo, es decir yo, las cosas cuanto menos deben ser graciosas. Y la verdad es que lo fueron. Cenamos como reyes en el Garrampón, bueno, no sé si cenamos, el hecho es que bebimos lo que nos dió la gana y más. Allí entre bocado a la tostada de jamón con roquefort, y hostia en la cara de Cosme, no lo pasamos como enanos.

Luego creo recordar que fuimos a la sidrería, a Itaca, a contraconrriente y para casa. En definitiva, que "como siempre", pero ahora con caras nuevas, que a juzgar por la asiduidad que están adquiriendo se lo deben pasar igual de bien que nosotros, o al menos estar igual de mal de la cabeza.

miércoles, marzo 15 

Deciamos ayer ...

Hablando con Vicky, le prometí volver a tener un weblog, no por mí, sino por vosotros, por todos los que poco a poco os váis alejando, y que quiero imaginar algunas veces queréis saber de mi vida, de mis pensamientos, de las nuevas estupideces que digo, pienso, incluso hago. Saber de forma limpia, incolora, e incluso insípida, pero saber al fin y al cabo.

Porque si bien la palabra escrita en este universo virtual, nunca prevalecerá sobre la dicha en la barra de un bar, cara a cara y tomando siempre la penúltima cerveza, no es menos cierto, que abandonados ya los bares, que alejados ya los caminos, cualquier contacto, contacto es, y mientras lo haya, nuevos bares encontraremo abiertos y cervezas que tomar.

Así que más por vosotros, que por mí, más por las que nos faltan por tomar, que por las que ya tomamos, más por el futuro, que por el pasado, vuelvo a escribir.