« Home | Sudar » | Merece la pena estar vivo » | La tele antes de dormir » | Paradojas del siglo XXI » | Antimonárquico, que no republicano .... » | El retorno del freak » 

viernes, junio 4 

De weblogs, periodistas y clasistas.

Si algo me resulta curioso, de los que pululamos por este planeta, es nuestra infinita capacidad para cuadricular. Somos, todos, creo que sin excepción, una especie de ser creado para generar patrones, anclarlos en la conciencia, y esperar que prevalezcan eternamente. ¿Quizá es un medio de autodefensa?. ¿De sistematización como forma de alcanzar la estabilidad?. ¿No sería mucho mejor asumir que nada es estable?.

Esta noche, iré a hablar, con Jose, y con quien se quiera venir, a la radio sobre weblogs, como un nuevo medio de comunicación, más allá del mero hecho de la expresión.

Imagino, que Manolo, hombre majo donde los haya, pero director de un periódico, a la sazón, que director del programa en el que hablamos, se remitirá a los ya consabidos: un medio de comunicación queda definido por la constitución como "tal", "tal" y "tal". Un medio es medio cuando tiene el reconocimiento de "tales", y "tales" organismos. Un medio de comunicación es "bla bla bla" y posee un código deontológico, y contrasta sus fuentes, etc, etc. Y digo yo, ¿un medio de comunicación no es aquel que comunica?. La información, información es. ¿No será que hay miedo a que el consumidor de información pueda digerir información directa de la fuente, sin censura y sin filtros?. ¿No será que estamos menospreciando al consumidor de información?. ¿No será que estamos sobrevalorando el papel del periodista y de los "medios"?. De este planteamiento podríamos llegar a pensar, que puesto que la información, es información, y la comunicación es el hecho de transmitir información por un canal, desde el momento que "un consumidor de información", consume información de un "productor de información", hay comunicación, y el medio por el cual se realiza se convierte en el "medio de comunicación".

No obstante, vayamos un paso más allá. Un medio de comunicación, hoy, a 4 de Junio a las 13:45, asumiendo todos los convencionalismos de la sociedad imperante, y entendiendo la definición de medio de comunicación, como algo único, de validez poco menos que universal, esto es, que es lo mismo un medio de comunicación en el primer mundo, que el tercero, que en una dictadura, que en una democracia, podríamos llegar a pensar que sí, que los weblogs no son un medio de comunicación, simplemente, porque los que formalmente sí son medios de comunicación, niegan ese estatus.

Aceptado el punto anterior, ¿qué impide la evolución de los medios de comunicación?. ¿El propio medio?. Podriamos aceptar tal premisa. El medio se autoregula, cual ente inteligente, y que todo lo que quede fuera de él no existe. ¿Qué pasará cuando haya más dentro que fuera?. Podemos pensar que esto es inconcebible, que nos seguiremos informando por los mismos medios: prensa, radio y televisión. Pero pensar esto es tan absurdo, como pensar, que la información se iba a seguir transmitiendo en papiros desde el antiguo Egipto hasta la actualidad. ¿Por qué?. Se me ocurre un motivo, y es que el medio de información, necesita consumidores de información.

Los actuales consumidores de información se han educado en un contexto ajeno a lo electrónico. Han crecido con periódicos en papel, y con el telediario de TVE1. ¿Pero y las siguientes generaciones?. El consumidor de información de la siguiente generación habrá nacido usando información digital, tendrá a la misma distancia, un click, el medio "formal", del "informal", y la capacidad de decidir. ¿Qué le impedirá hacer doble click en el informal, llamémoslo weblog, bitácora, sistema de información comunitario o como queramos?. La respuesta, al menos desde mi punto de vista es: nada. Lo hará si quiere y si la información que le suministran es interesante.

Se acabará el dilema de lo que es un medio, o no es un medio, medio será aquel que tenga a quién informar. La lucha no estará en ser o no ser medio, sino en producir información de calidad o no producirla. Entonces será cuando los periodistas tendrán que salir a la calle, o los ciudadanos entrar en los periódicos, porque esto del periodismo digital, individual, anárquico, y seguro, que rojo y masón, si se quiere ver así, no ha hecho nada más que empezar. Sistemas de sindicación, feedbacks, anillos temáticos, weblogs comunitarios, indexadores de información, y una larga serie de términos que vienen a significar lo mismo: información libre, gratuita, e instantanea para todos. Quizá los periodistas de hoy estén muy preocupados en pagar sus hipotecas como para darse cuenta de ello, pero los de mañana, con bastante probabilidad, no tendrán con qué pedir una hipoteca, sino empiezan por cambiar su forma de entender el periodismo.